Martes, 08 de abril de 2008

Una escritura aparentemente sencilla y, a la vez, profunda, una historia que surge de una anécdota leve, un hombre que pierde una pierna en un accidente, un inicio donde parece que estamos ante una típica historia de amor entre enfermo y enfermera pero que se convierte en una reflexión sobre el amor, la vejez, el movimiento, en todos los sentidos, una mirada interior, este hombre que se mira a sí mismo antes del accidente y ve que su vida ha sido fría y frívola, y una exterior, personajes emigrantes que no saben cómo encontrar un nuevo hogar.

Curiosa la aparición de la escritora Elisabeth Costello, protagonista del anterior libro de Coetzee, donde se juega con diferentes realidades, como si Paul fuera el protagonista de una novela que ella está escribiendo, y que intenta que Paul se arriesgue y haga algo por ese amor inesperado y por su vida, más allá que quedarse quieto y que su vida sea espera e inacción.

Hombre lento habla, como las mejores novelas de Kawabata, del paso del tiempo, la vejez y el amor, del miedo, las dudas y la muerte.




Piense en Don Quijote. Don Quijote no trata de un hombre sentado en una mecedora que se queja de lo aburrida que es La Mancha. Trata de un hombre que se coloca un bacín en la cabeza y se sube a lomos de su viejo y fiel rocín y parte para emprender grandes hazañas. Emma Roualt, Emma Bovary, sale y se compra ropa cara aunque no tiene ni idea de cómo va a pagarla. "Solamente se vive una vez", dice Alonso, dice Emma, "así que démonos una oportunidad". Dese una oportunidad, Paul. Vea qué se le ocurre.
Los dos somos feos, Paul, viejos y feos. Y más que nunca nos gustaría llevar en nuestros brazos la belleza del mundo. Ese anhelo nunca muere en nosotros. Pero la belleza del mundo no nos quiere a ninguno de los dos. Así que tenemos que conformarnos con menos, con mucho menos. De hecho tenemos que conformarnos con lo que se nos ofrece o pasar hambre...
J.M. Coetzee
Hombre lento


Tags: Hombre lento, J.M. Coetzee

Publicado por elchicoanalogo @ 19:52  | Libros...
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Me encant? 'Juventud' (Youth) y 'Esperando a los b?rbaros'. Me dej? fr?a 'Desgracia' y no pas? de las primeras p?ginas de 'La edad de hierro'. Coetzee me desconcierta, o me apasiona o me aburre... Quiz? me lance a Hombre lento Sonrisa Un abrazo,
Publicado por sylvia
Martes, 08 de abril de 2008 | 22:44
Saludos, Sylvia
Hombre lento me gust?, Desgracia m?s, sobre todo desde la mitad del libro al final, y tengo por ah? La edad de hierro pendiente, a ver qu? tal est?. Hombre lento es una historia curiosa, sobre todo por el personaje de Elisabeth Costello?
Un abrazo inmenso
Publicado por elchicoanalogo
Mi?rcoles, 09 de abril de 2008 | 18:20
Pasaba por aqu?,..
Aunque adoro la lectura, nunca he leido un libro de Coetzee, pero me lo apuntar? en lecturas pendientes a ver que tal est?.
Al menos eso que has mencionado de lenguage claro significados profundos, me ha animado a probar por que suele ocurrirme que son precisamente esos escritores los que mas me gustan, los que son capaces de hacerte conocer profundamente a los personajes sin necesidad de utilizar millones de palabras y descripciones complejas, simplemente dejandoles actuar.
Como en la vida real.

Un saludo.
Publicado por Rosa_vanidosa
Jueves, 10 de abril de 2008 | 16:30
Bienvenida al blog, Rosa Vanidosa.

Tanto Hombre Lento como Desgracia, los dos que he le?do de Coetzee, me parecen espl?ndidos y no necesita grandes palabras ni extensos p?rrafos para hablar de sentimientos profundos.
Un abrazo. Voy a poner un enlace a tu blog.
Publicado por elchicoanalogo
Jueves, 10 de abril de 2008 | 18:56