Martes, 21 de octubre de 2008
En After Dark están el jazz, las cafeterías, los adolescentes sin un camino claro, el cruce de lo onírico con lo real, cierto surrealismo… los contenidos esperados en una historia de Murakami. Lo que cambia, en cierta manera, es la forma en la que se narra After Dark. Escrito como si fuera un guión cinematográfico, las descripciones son austeras, desnudas; se describe el escenario, los personajes que lo integran en frases cortas y directas, sin diseccionar ni tomar partido, y todo el peso lo llevan los diálogos entre un puñado de personajes que se cruzan en una madrugada/en las tinieblas. Hay momentos donde pensé en Auster (sobre todo en la parte de la habitación dentro de una pantalla de televisión).

De la historia, me quedo con los dos jóvenes, Mari y Takahashi, las conversaciones que tienen en sus diferentes encuentros, ese acercamiento paulatino, sus recuerdos teñidos de cierta melancolía, esa frases inesperadas que suelta Murakami y que te dejan noqueado.

Cuando terminé After Dark la sensación que me quedó es que acababa de “leer una película”. Y que es el libro de Murakami que menos he disfrutado.




Soy una persona insignificante, sin apenas fuerza ni capacidad. Me faltan conocimientos y tampoco soy muy inteligente. No soy guapa y no le importo mucho a nadie. No creo que se pueda decir que yo sí he afirmado mi personalidad. Lo único que hago es dar traspiés en un mundo muy pequeño.
( … )
El suelo que pisamos parece muy firme pero, a la que pasa algo, se te derrumba de golpe. Y a la que te hundes, sanseacabó. Ya no hay vuelta atrás. Luego lo único que te queda es ir viviendo sola en el mundo de abajo, entre tinieblas.
( … )
Creo que, poco a poco, invirtiendo mucho tiempo, me he ido creando un mundo propio. Y cuando estoy en él, yo sola, me siento hasta cierto punto tranquila y segura. Pero el hecho de haber tenido que construirme este mundo significa, en sí mismo, que soy una persona débil, frágil, ¿no? Además, desde el punto de vista de la sociedad, mi mundo es algo insignificante. Parece una casa de cartón que un vendaval puede llevarse en un abrir y cerrar de ojos…
( … )
Para las personas, los recuerdos son el combustible que les permite continuar viviendo. Y para el mantenimiento de la vida no importa que esos recuerdos valgan la pena o no. Son simple combustible. Anuncios de propaganda en un periódico, un libro de filosofía, una fotografía pornográfica o un fajo de billetes de diez mil yenes, si los echas al fuego, sólo son pedazos de papel. Mientras los vas quemando, el fuego no piensa: " ¡Oh, es Kant!", o " Esto es la edición vespertina del Yomiuri Shinbun", o "¡Buen par de tetas!". Para el fuego no son más que papelotes. Pues sucede lo mismo. Recuerdos importantes, otros que no lo son tanto, otros que no tienen ningún valor: todos sin distinción, no son más que combustible. –Kôrogi asiente como para sí. Luego prosigue-: Y ¿sabes? Si a mí me faltara ese combustible, si dentro de mí no hubiera esa especie de cajón de recuerdos, hace tiempo que, ¡cras!, me habría partido en dos. Y me habría muerto en cualquier rincón, tirada como un perro. Gracias a ese montón de recuerdos, valiosos o insignificantes según el momento, que van saliendo del cajón, puedo seguir viviendo, y soy capaz de soportar esta pesadilla. Aunque a veces me diga a mí misma que ya no puedo más, los recuerdos me dan fuerza para seguir adelante.
Haruki Murakami
After Dark

Tags: After Dark, Haruki Murakami

Publicado por elchicoanalogo @ 17:55  | Libros...
Comentarios (6)  | Enviar
Comentarios
Hace poco que he descubierto a Murakami. Me gusta su manera de narrar, es especial.Tengo ganas de leer este libro,los p?rrafos que has reproducido me han gustado mucho.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 22 de octubre de 2008 | 1:29
Saludos,
Murakami tiene libros especiales, melanc?licos, nost?lgicos, on?ricos, con historias de amor, muerte y amistad que te atrapan. Mis favoritos son Al sur de la frontera, al oste del sol, Tokio Blues y Cr?nica del p?jaro que da cuerda al mundo.
Abrazos y disfruta de Murakami. Y te recomiendo a Banana Yoshimoto, otra autora japonesa que est? realmente bien.
Publicado por elchicoanalogo
Mi?rcoles, 22 de octubre de 2008 | 8:43
Fant?stico After Dark... Curioso...yo me quedo con la otra parte, la de la bella durmiente confinada en una habitaci?n a lo Lynch Sonrisa Saludos.
Publicado por sylvia
Jueves, 23 de octubre de 2008 | 10:29
Saludos, Sylvia,
esa parte no me dijo mucho, es algo que ya hab?a visto en otras partes (Auster, pel?culas), no s?, siento que no lo resuelve bien. No era el momento para este libro de Murakami. Mea culpa. A?n as? lo disfrut? por esos di?logos que s?lo ?l puede escribir.
Abrazos
Publicado por elchicoanalogo
Jueves, 23 de octubre de 2008 | 11:33
Como te dije no hace mucho, me apasion? "Tokio blues", pero ah? me qued?. Aunque tambi?n es verdad que desde ese momento en que te lanc? tal comentario, gracias a ti, apunt? en mi lista "Al sur de la frontera, al oste del sol". Es un t?tulo que est? activado en mi mente para cuando me tope con ?l en "x" (donde X es igual a "una libreria / un supermercado / una biblioteca" o resultado equivalente).

Saluditos flanderianos.
Publicado por Jesus
Viernes, 24 de octubre de 2008 | 22:33
Pues cuando veas Al sur de la frontera te lanzas sobre ?l sin dudarlo. Que hermosa y melanc?lica historia?
Abrazos flandersados (voz de homer: odio a Flanders)
Publicado por elchicoanalogo
Viernes, 24 de octubre de 2008 | 23:26