Mi?rcoles, 29 de octubre de 2008
En este instante escucho Essence, el primer volumen de Happiness is the road, el nuevo disco de Marillion. Llevo un par de días enganchado a su música, sintiendo que el grupo ha grabado el disco que necesitaba escuchar.

Lo primero que llama la atención es el trabajo de Antonio Seijas en el arte del disco. Cuando saqué Happiness del sobre me quedé boquiabierto por su presentación, por la calidez, sensibilidad y cercanía que muestra Antonio. Mirar cada fotografía fue una forma de anticipar lo que me esperaba en este disco. Un trabajo impecable, es el disco más bonito que tengo.

Creo que desde Marbles no me tomaba el tiempo y la dedicación de escuchar un disco con atención y mimo, de tumbarme en la cama y seguir las letras de las canciones, de dejar que entrasen en mí en forma de cientos de emociones (como el trabajo de Antonio). Essence, el primer disco, es un viaje. Así lo siento. Una forma de mirar hacia delante, de tomar fuerza, arremangarse y seguir a pesar de todo. Es pura emoción. Un disco introspectivo con muchos detalles que aparecen y crecen en cada escucha, uno de esos discos en los que siempre encuentras algo nuevo que había pasado desapercibido. Empieza con una introducción etérea que da paso a This Train is my Life, una canción que me sobrepasa, es lo que yo entiendo como el sonido Marillion (con Hogarth). Essence, la canción, tiene muchos cambios, al principio te puedes perder en ella, como si no hubiera una línea clara a seguir, pero poco a poco te envuelve. Como Wrapped Up in Time. Liquidity es una pequeña instrumental con una melodía melancólica y atractiva, me hubiera gustado que la extendieran más. En Nothing Fills the Hole hay un poco de soul, otra pieza pequeña, corta, estimable, que da paso a Woke Up, una canción con fuerza, te sacude por un momento de toda la melancolía anterior. El final del disco es increíble. Tres canciones a cada cual más emotiva. Trap the Spark, A State of Mind y Happiness is the Road, el perfecto final para un viaje. Son canciones conmovedoras, cercanas, sensibles. Happiness is the road me transmite esperanza. El disco termina de manera abrupta y, tras un par de minutos de silencio aparece una canción invisible, Half Full Jam. La sensación que me da es como cuando regresas de un largo viaje y te sientes cansado, felizmente cansado. Y es que Essence es como un viaje, siento que Marillion han puesto la música a este año tan complicado y extraño, y que, a pesar de todo, la felicidad, o lo que sea eso, es el camino, nunca el final del camino, sino el camino en sí (como lo importante en los viajes no es el destino sino el viaje en sí ). No puedo dejar de escuchar este disco, que lo siento como una canción de 50 minutos, una unidad inquebrantable.

El segundo volumen, The Hard Shoulder, lo he escuchado un par de veces. Decía el grupo que era una colección de canciones, algo que me hacía pensar en desechos. Me confundí. Las pocas escuchas que he hecho al segundo volumen me hacen ver que no hay ni una canción de ese tipo, todas me aportan algo, y el sonido no es tan melancólico, tiene más cuerpo. Hay ritmos setenteros en Thunder Fly, temas sencillos y agradables como Half the World y Older than Me y, sobre todo, tres canciones impecables, The Man from the Planet Marzipan, Asylum Satellite #1 y Real Tears for Sale. Tres canciones portentosas, una salvajada.
Happiness is the road es mi disco para este año. Inseparable de 2008. Necesitaba escuchar un disco como éste. 


Happiness ain´t at the end of the road… Happiness IS the road.

(El disco se puede adquirir en la página de Marillion)




Tags: Happiness is the Road, Marillion

Publicado por elchicoanalogo @ 19:35  | Canciones
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
S?lo puedo decir... muchas gracias!

por cierto, est?s invitado a pasarte por mi blog cuando quieras! un abrazo
toni
http://antonioseijas.blogspot.com
Publicado por Antonio Seijas
Jueves, 30 de octubre de 2008 | 0:52
Gracias a ti. Como dir?a mi sobrino, pedazo disco. Deber?as ver la cara de asombro de la gente que ve la edici?n especial del happiness. Dicen que con s?lo verlo entran ganas de escuchar el disco.
Abrazos
Publicado por elchicoanalogo
Jueves, 30 de octubre de 2008 | 8:52
No puedo mas que decir que es muy acertada tu opinion con respecto a este disco, para ser franco me gusta mas el Volumen 2, tiene mucho de Marillion con su nuevo progre, buenaso.

Cuidese usted un saludo desde Lima

www.franznaider.blogspot.com
Publicado por Fran
S?bado, 03 de enero de 2009 | 18:18
El segundo volumen cada vez me gusta m?s, no sabr?a con cual de los dos quedarme, es un gran disco, la mejor forma de salir del bache de somewhere else.
Abrazos desde el Pa?s Vasco
Publicado por elchicoanalogo
S?bado, 03 de enero de 2009 | 19:42