S?bado, 13 de diciembre de 2008
He recibido una de las postales navideñas más divertidas (y aseadas) que recuerde. Todo empezó con mi último viaje a Valladolid. Mariola estaba sentada en uno de los bancos de la estación, despistada en su mp3. No llegó a verme bajar del autobús. Me planté delante de ella y la saludé por segunda vez. Me miró, esas miradas abarcadoras, de arriba abajo. Dijo algo así cómo “estarás contento, ¿no?", y me reprendió por presentarme con pintas de salvaje, pelo largo, barba de tres meses sin recortar. Fue un viaje hermoso.

Al regresar me di cuenta de que Mariola tenía razón, debía cambiar mi imagen de salvaje, de náufrago. Pasé por mi peluquería, me corté el pelo más corto de lo habitual, me afeité por completo, la primera vez que lo hacía en 11 meses, y me hice una foto para que Mariola viera que cumplí lo prometido. Su respuesta fue contundente: pareces más joven… y más aseado. Desde entonces la palabra que más repito cuando hablo con ella es “aseado”. Todo es aseado, como un poema de Girondo, aseados buenos días, abrazos aseados, aseadas conversaciones, aseados paseos, aseados deseos navideños, aseadas mis cagadas que le hacen reír. Me hizo gracia. Pareces más aseado. Contigo no, bicho aseado…

Hace un par de meses Mariola empezó a tomar clases de guitarra. Así que en su honor va esta versión instrumental del villancico Joy to the World a cargo del guitarrista Steve Morse (Dixie Dregs, Kansas, Deep Purple), del que en unos días subiré varios temas de mis dos discos favoritos, Southern Steel y Coast to Coast. Me gusta esta versión, dinámica y entretenida.

Aseadas navidades, aseada amiga. (Aseadas) gracias por cada momento (aseado) compartido. Se te quiere (aseadamente).



Joy to the world (Steve Morse)




Tags: Villancicos, Navidad, Joy to the world, Steve Morse

Publicado por elchicoanalogo @ 14:45  | Festividades
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios