Jueves, 19 de marzo de 2009
Historias de cronopios y de famas (1962) es uno de los libros legendarios de Julio Cortázar. Postulación de una mirada poética capaz de enfrentar las miserias de la rutina y del sentido común, Cortázar toma aquí partido por la imaginación creadora y el humor corrosivo de los surrealistas. Esta colección de cuentos y viñetas entrañables es una introducción privilegiada al mundo inagotable de uno de los más grandes escritores de este siglo y un antídoto seguro contra la solemnidad y el aburrimiento. Con este libro, Cortázar sella un pacto de complicidad definitiva e incondicional con sus lectores.


La primera página ya advierte de lo que encontraremos en Historias de cronopios y de famas, una ruptura con la realidad, una nueva mirada a lo que nos rodea, fuera la lógica y la estructura, una forma de inventar el mundo a cada paso con un afán descubridor.

Porque este libro, además de poético y surrealista, tiene mucho humor, desenmascara esa forma que tenemos de entender la realidad y de negar a los objetos y la vida otras características, otras existencias.

Dividido en cuatro partes, Manual de instrucciones es un inicio poético, entrañable, original e inasible, desde las instrucciones para, llorar, cantar o subir una escalera, actos subvertidos y reinventados en una nueva y su aplastante lógica. Ocupaciones raras se centra en una familia extraña, divertida, traviesa, capaz de construir patíbulos, poner boa arriba el funcionamiento de una oficina de correos o hacerse dueños del velatorio de un vecino, historias ocurrentes, locas, inesperadas. Material plástico, con capítulos poético como el hombre capaz de abstraer objetos de todo lo que le rodea, un hombre que vendía palabras, una secretaria que las ordenaba o un mundo donde los escribas han desplazado a lectores y los libros avasallan el mundo entero, secando mares y ocupando cada palmo de tierra. La última parte da título al libro, es la más alocada y donde se estructura el mundo en tres categorías, famas, cronopios y esperanzas, toda una aventura para el lector.

Historia de cronopios y de famas es apabullante y uno debe desprenderse de cualquier idea preconcebida con la escritura. Aquí hay libertad y pasión por crear lo (in)imaginable.





Se sabe de un viajante de comercio a quien le empezó a doler la muñeca izquierda, justamente debajo del reloj de pulsera. Al arrancarse el reloj, saltó la sangre: la herida mostraba la huella de unos dientes muy finos.

( ... )

Para luchar contra el pragmatismo y la horrible tendencia a la consecución de fines útiles, mi primo el mayor propugna el procedimiento de sacarse un buen pelo de la cabeza, hacerle un nudo en el medio y dejarlo caer suavemente por el agujero del lavabo. Si este pelo se engancha en la rejilla que suele cundir en dichos agujeros, bastará abrir un poco la canilla para que se pierda de vista.

( ... )

Mi secretaria lloraba, leyendo el decreto por el cual me dejaban cesante. Para consolarme decidí abstraer sus lágrimas, y por un rato me deleité con esas diminutas fuentes cristalinas que nacían en el aire y se aplastaban en los biblioratos, el secante y el boletín oficial. La vida esta llena de hermosuras así.

( ... )

Las esperanzas, sedentarias, se dejan viajar por las cosas y los hombres, y son como las estatuas que hay que ir a verlas porque ellas ni se molestan.
Julio Cortázar
Historia de Cronopios y de Famas (Alfaguara)

Tags: de Cronopios y de famas, Julio Cortázar, Alfaguara

Publicado por elchicoanalogo @ 21:44  | Libros...
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios

Uno de mis libros favoritos de Cortázar! junto con "Todos los fuegos, el fuego". Muy bueno el Blog!!

Saludos porteños,

Natalia

(debuenosairesalmundo.blogspot.com)

Publicado por Natalia
Lunes, 14 de mayo de 2012 | 16:24

Los cuentos de Todos los fuegos el fuego son espectaculares, qué grande Cortázar, increíble cómo siempre iba más allá.

Saludos bilbaínos

 Fernando 

Publicado por elchicoanalogo
Lunes, 14 de mayo de 2012 | 19:46