S?bado, 09 de mayo de 2009
La tormenta se acercaba. Leía distraído y algo me hizo levantar la cabeza de las hojas y las reflexiones de Sofía, un ser inexistente, una especie de fantasma dentro de la cabeza de Carmen Martín Gaite que imaginé retazos de ella y personas conocidas. Cuando se escribe uno deja una parte de sí entre las páginas, abre su vida y escoge aquello que le entorpece o le da sentido, la confusión y la lógica, los recuerdos difusos y los pasos dados. O tal vez no es una cuestión de escoger, tal vez aparezcan fantasmas sin ser convocados y uno debe terminar con ellos en forma de palabras, aclarar el lío y el nudo que es la vida.

El viento empezaba a golpear las ventanas, a oscurecer el paisaje, atronaba en las esquinas como el rumor de la ola que llega a la playa, una explosión que comienza lejana, como un eco, y estalla en pocos segundos delante de ti, cegándote por entero. La ventana contenía los envites del viento, crujía como articulaciones avejentadas. De repente, el granizo pequeño, blanco, incesante. El sonido constante sobre el suelo y las casas. Cloc, cloc, cloc. Esa sensación de rumor que llega y silencia todo lo demás, que toma el tiempo y la vida por unos minutos.

Me gustaría desaparecer de mí mismo, ser como ese rumor lejano y aparecer como una explosión y partir tal como llegó, un juego de magia inalcanzable. Me gustaría desaparecer en el granizo, en esa cortina blanca que hace invisible el horizonte, que mi tormenta interior se desvanezca en la exterior. Desaparecer de mí mismo… No huir o esconderme. No. Desaparecer de mí mismo. Tomar altura y distancia y observarme desde fuera con mayor objetividad, ordenar todo este caos que soy, organizar mis ideas, estructurar mis emociones, situar mis recuerdos y reflexiones. Encontrar la paz conmigo.

El granizo cesó de manera cortante, extraña. Regresaron los sonidos perdidos, los ecos de la obra, la carretera y las televisiones. La vida. Y yo me fui con el granizo, me quedé entre los espacios que hay entre uno y otro. Espacios en blanco.



Tags: espacios en blanco

Publicado por elchicoanalogo @ 4:19  | Espacios en blanco
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Muy bonito, me ha gustado mucho Fernando Auster! muchos besos!
Publicado por Gabriela Moreno
Domingo, 10 de mayo de 2009 | 1:00
Ya sabes, hace dos meses Blanca me pidi? que escribiera un relato, mientras me llegaban la idea y la inspiraci?n escrib? mis desvar?os y los voy a subir de a poco hasta el 25 de mayo, junto a poemas y canciones. Abrazos
Publicado por elchicoanalogo
Domingo, 10 de mayo de 2009 | 9:49