Viernes, 21 de agosto de 2009
Despedidas se llevó el oscar a la mejor película de habla no inglesa. Años atrás lo ganaron Kinugasa con su Puerta del infierno o Kurosawa con esas deslumbrantes películas que son Rashomon y Dersu Uzala. No creo que Despedidas llega a la altura de estas dos últimas películas, es más accesible y directa, a veces se queda en la superficie de una hermosa historia donde se descubre la vida a través de la muerte.

Daigo, un violonchelista que acaba de ver cómo la orquesta donde tocaba ha sido disuelta, regresa a su pueblo natal y descubre una pulsión y un objetivo vital en el ritual de amortajar cadáveres. Él, que vio cómo su padre desaparecía cuando era un niño que miraba las formas de las piedras, que despilfarró su dinero en un lujoso violonchelo, regresa al inicio para encontrar un camino nuevo y diferente. Viaja a la vida a través de la muerte.

Entonces.

Entonces las primeras imágenes de Daigo en mitad de una orquesta son sustituidas por otras donde ayuda a amortajar y preparar a los muertos antes de ser enterrados. Sus manos, delicadas, artistas, desvisten y lavan los cadáveres con minuciosidad y mimo, explica cada paso a los familiares, los maquilla y los prepara y los embellece ante un público pequeño y humilde que se despiden en lágrimas de agradecimiento por un acto tan puro y bello.

Despedidas aborda esa parte de la vida que es la muerte, cómo nos enfrentamos a ella, cómo no tiene por qué ser un momento únicamente desgarrador, sino un rito donde nos despedimos con sinceridad y recogimiento de la persona amada, donde vemos cómo unas manos sutiles nos evocan la belleza que aún contiene en su rostro silenciado.

Yojiro Takita combina con acierto el humor con el drama (porque la vida es eso, un cruce de lloros y risas), la meticulosidad de las diferentes ceremonias y muertos, cómo Daigo aprende a encontrar su lugar en el mundo y cómo pasa de auditorios silenciosos y distantes a un público cercano y sensible.




Tags: Despedidas, Okuribito, Yojiro Takita

Publicado por elchicoanalogo @ 4:10  | Cine
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios