Domingo, 06 de septiembre de 2009
La Isla fue mi primera película de Kim Ki Duk. Sin apenas saber nada del director coreano vi una película enigmática, basada en el poder de las imágenes, el silencio y escenas que orbitaban de lo hermoso a lo cruel. La isla fue un shock y Kim Ki Duk uno de los directores actuales a los que intento seguir la pista.

El arco tiene todo lo que uno espera en el cine de Kim Ki Duk. Pocos diálogos, el silencio de los protagonistas, el agua y un par de detalles de violencia y crueldad. Como en Primavera, verano… donde la acción trascurría en un templo en mitad de un lago, o La isla, en pequeñas cabañas de pescadores sobre el agua, la historia de El Arco se desarrolla en un pesquero en alta mar donde vive un anciano con una adolescente que secuestró cuando era una niña y con la que se espera casar en cuanto cumpla 17 años. La fascinación de director coreano por el mar, la naturaleza y la pesca es evidente. El anciano ataca con un arco a quien quiera acercarse a la chica. El arco como arma y como instrumento musical (muerte y arte). Hasta que en uno de los grupos de pescadores aficionados aparece un joven y la chica se enamora de él. Ahí está el drama. La chica que, como el personaje de Novecento de Baricco, lleva diez años sin pisar tierra, descubre en el chico el mundo desconocido. Y se aleja del anciano, ya no más sonrisas y cercanía. El barco pesquero como testigo de su lucha y distanciamiento. Y a su alrededor, sólo agua.

A veces la decisión de Kim Ki Duk de contar esta historia de amor sin palabras va en contra de la película, escenas que en anteriores películas como Hierro 3 fluían con naturalidad acá parecen un poco encalladas y artificiales. Aunque no todo es silencio. Está el sonido del mar, de las flechas al rasgar el aire, del motor del barco, de una cuerda que se tensa alrededor del cuello y de la música de las cuerdas del arco.

El Arco no llega al nivel de Hierro 3 o Primavera, verano, otoño, invierno… y primavera, pero es una buena película, con imágenes poderosas y un par de escenas inquietantes y muy poéticas y que termina de manera inesperada, hermosa, onírica y turbadora.

Información: http://www.filmaffinity.com/es/film876006.html




Tags: El archo, the bow, Kim Ki-duk

Publicado por elchicoanalogo @ 22:15  | Cine
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios