Viernes, 09 de octubre de 2009
Gigante bebe del cine de Aki Kaurismaki. Como el cineasta finlandés, Adrián Biniez cuenta una peculiar y entrañable historia de amor protagonizada por un gigante guarda de seguridad y una chica de la limpieza, y lo hace de forma austera, contenida y sencilla, sin apenas diálogos ni retorcidos giros de guión, un cine cercano a la realidad (desde el momento en que se coloca una cámara delante de la realidad, ésta se trasforma en percepción y recreación de la realidad).

Entre semana Jara se encarga de vigilar un supermercado a través de las  pantallas de seguridad. Los fines de semana ejerce como vigilante de un garito de música. Jara es un tipo bonachón, tranquilo, amante del heavy metal, con una rutina delimitada y fuertemente marcada. Va de su trabajo nocturno al ejercicio, el cuidado de  su sobrino o las siestas en el sofá. Poco más. Hasta que, a través de uno de los monitores del supermercado, se fija en una chica de la limpieza. Ahí empieza su historia de amor platónico. Seguirá a la muchacha a través de las pantallas y de las calles de Montevideo, incapaz de hacerse visible. Es interesante cómo vemos a la chica sólo por las pantallas o la mirada distanciada de Jara; somos, como él, testigos y voyeurs que no alcanzan a ver más que la vida de la muchacha en la distancia. A veces, durante la película, tienes ganas de empujar al gigante bonachón a que dé un paso hacia delante. Y, como se muestra en una hermosa imagen, a veces el amor pincha.

Contada sin apenas diálogos, Gigante es una película tan austera como entrañable, una pequeña historia de amor que te hace sonreír con ternura y con buenos golpes de humor y gags visuales bien conseguidos. Horacio Camandulle, Leonor Svarcas, los dos actores en los que se sustenta la historia, hacen un trabajo admirable, sencillo, contenido y muy cercano. En definitiva, la uruguaya Gigante ha sido la mejor sorpresa de este año. Merece, y mucho, la pena.

Información:
http://www.filmaffinity.com/es/film843781.html


Tags: Gigante, Adrián Biniez, Horacio Camandulle, Leonor Svarcas

Publicado por elchicoanalogo @ 18:59  | Cine
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios