Martes, 11 de mayo de 2010
La cal de las paredes  
resbala por el aire.  
El azulejo enmarca  
peregrinos destellos.  
Todo está en calma ahora.  
Una extraña tiniebla  
envuelve los perfiles  
nocturnos. Cada instante  
que pasa, resucita  
convertido en recuerdo.  

Pero toca a su fin tanta dulzura
cuando, al filo de alba,
me desatas de ti calladamente.
María Sanz
Al filo del alba


Tags: Al filo del alba, María Sanz

Publicado por elchicoanalogo @ 21:25  | Poes?a
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios