Jueves, 13 de enero de 2011

Toda la mañana, mientras sentada pienso en ti,  
pasan las monarcas. A siete pisos de altura,   
a la izquierda del río, se dirigen  
hacia el sur, sus alas negro rojizo de  
tus manos como manos de carnicero, las erguidas   
venas de sus alas como tus cicatrices.  
Yo apenas pude sentir tus gruesas y ásperas  
palmas sobre mí, tan leve fue su contacto,  
el suave roce de la mejilla como una pata de insecto  
en mi seno. Nadie me había  
tocado antes. Ni siquiera sabía abrir  
bien las piernas, pero sentí tus muslos,  
revestidos de un vello de rojo dorado,   
                 abrirse     
como un par de alas  
entre mis piernas.  
La marca de mi bisagra de sangre en tus muslos-  
como algo alado fijado allí con un alfiler-  
y luego saliste, como saldrías  
una y otra vez, mientras cantidades de mariposas  
pasaban frente a mi ventana, flotando   
hacia su metamorfosis en el sur, cruzando  
fronteras durante la noche, su difusa nube  
color sangre, mi cuerpo bajo el tuyo,  
y la belleza y el silencio de las grandes migraciones  
Sharon Olds 
Las monarcas (en Satán dice. Traducción de Rosa Lentini y Ricardo Cano Gaviria. Igitur)


Monarchs

All morning, as I sit thinking of you,
the Monarchs are passing. Seven stories up,
to the left of the river, they are making their way
south, their wings the dark red of
your hands like butchers' hands, the raised
veins of their wings like your scars.
I could scarcely feel your massive rough
palms on me, your touch was so light,
the delicate chapped scrape of an insect's leg
across my breast. No one had ever
touched me before. I didn't know enough to
open my legs, but felt your thighs,
feathered with red-gold hairs,
opening
between my legs like a pair of wings.
The hinged part of my blood on your thigh--
a winged creature pinned there--
and then you left, as you were to leave
over and over, the butterflies moving
in masses past my window, floating
south to their transformation, crossing over
borders in the night, the diffuse blood-red
cloud of them, my body under yours,
the beauty and silence of the great migrations.


Tags: Sharon Olds, Las monarcas, Satán dice, Monarchs, Rosa Lentini, Ricardo Cano Gaviria, Igitur

Publicado por elchicoanalogo @ 16:32  | Poes?a
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios

Qué alegría me da encontrar de casualidad tu blog justo en la entrada donde hay un poema de mis favoritos!

Un saludo.

 

Rocío.

Publicado por Invitado
Domingo, 16 de enero de 2011 | 21:26

Hola Rocío, hace poco me regalaron Satán dice y descubrí a Sharon Olds. Este poema de Las monarcas es uno de mis favoritos. Un saludo

Publicado por elchicoanalogo
Lunes, 17 de enero de 2011 | 11:54