Lunes, 16 de abril de 2012

Antes mis lunes eran así: Era lunes y como todos los lunes el alma me pesaba ahí mismo, abajo del saquito de los cojones. Una tarde pensé que el alma era una tercera bola que llevaba ahí colgado y que me servía tan poco como me servían las otras dos. Desde entonces, cuando es lunes y el alma me pesa, cuando es otro día y el alma me pesa, siento ese bulto y esa carga abajo del todo, peleando con la tela elástica del slip. (Lorenzo Silva. La flaqueza del bolchevique)

Ahora son así...


Los lunes de Anay. Derivas...

A la memoria de Miguel Miravet, fiscal.

"Jenofonte convocó a los griegos y les dijo: "Soldados, no os desaniméis por lo ocurrido. Sabed que un bien no inferior al mal se ha producido. En primer lugar sabéis que nuestros guías están realmente en guerra con los que por necesidad son nuestros enemigos. Luego, aquellos griegos que abandonaron nuestras filas y que creyeron que podrían conseguir lo mismo con los bárbaros que con nosotros han pagado su pena. De manera que, para otra vez, se alejarán menos de nuestras filas. Es preciso que vosotros os preparéis para dar la impresión a los bárbaros que son amigos de que sois superiores a ellos y para demostrar a los enemigos que ahora lucharán con hombres diferentes a los desorganizados con los que se enfrentaron antes."

                                                                          ANABASIS, Jenofonte


TODO EN ORDEN

Hacia el Norte,
el humo y la nostalgia.

Hacia al Este,
la práctica y la fe.

Hacia el Sur
los viejos mapas y un café.

A la izquierda,
nuestras grandes pretensiones.

                                              ANAY SALA

 






...Feliz lunes.

Un beso,

Anay


Tags: Anay Sala Suberviola, Leonard Cohen, Jenofonte

Publicado por elchicoanalogo @ 9:08  | Los lunes de Anay
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios