Lunes, 02 de julio de 2012

Arantza abre el regalo y sonríe. Es Ý (turno de réplica). Me dice que le gustan los poemas que pongo en mi muro de facebook, la cadencia y el ritmo, las imágenes que crea Anay. Me pregunta cómo la conocí y le hablo de un correo y un enlace (el aleteo de una mariposa). Sergio se sorprende por la ausencia de rima en los poemas de Anay, se pregunta cómo analizarían sus alumnos esos poemas. Le digo que lea Volver, le hablo de fotografías y emociones.

Hablamos de relaciones, hospitales, viajes, cansancios, mochilas, huecos en la tierra, recuerdos y profesores. Me preguntan por mi próximo viaje (me encojo de hombros) y divagamos sobre expectativas y anticipar cada aspecto de nuestra vida. Entonces me doy cuenta de que los momentos más hermosos de este año han sido inesperados (un encuentro más que una búsqueda), la aparición de Es que aletea y me lleva a Anay (sus poemas, sus lunes), los poemails de Ib, aquel momento de mayor calma de este año: cuando le daba helado de chocolate a la niña de María (ella me sonreía, me daba las gracias tras cada cucharada).

Anay se despide hasta septiembre. Extrañaré estos dos meses sin lunes.



Los lunes de Anay. Identidades...


A todas las que, finalmente, desistieron.


HELMER: Ante todo, eres esposa y madre.
NORA: No creo ya en eso. Creo que, ante todo, soy un ser humano, igual que tú...

CASA DE MUÑECAS, H. Ibsen


"Nadie puede aconsejarle ni ayudarle. Nadie. Sólo hay un único medio: entre en sí mismo. Indague cuál es la causa que lo mueve a escribir; examine si ella expande sus raíces hasta lo más profundo de su corazón. Confiésese a sí mismo si moriría, en el supuesto caso de que se le privara de escribir. Ante todo, pregúntese en la más silente hora de la noche: "Debo escribir?". Hurgue dentro de sí mismo en busca de una profunda respuesta. Y si esta resultara afirmativa, si puede afrontar tan serio interrogante con un enérgico y sencillo "debo", entonces construya su vida según esa necesidad."

CARTAS A UN JOVEN POETA, Rainer Maria Rilke


A escondidas saca el cuaderno
a la sombra del café
aspira con placer el tabaco,
se mira en el espejo,
se pasa la mano por la cara
y escribe.

                           IRENE PRIETO




...Feliz lunes, hasta septiembre.

Un beso,

Anay


Tags: Henrik Ibsen, Rainer Maria Rilke, Irene Prieto, Fleetwood Mac, Anay Sala Suberviola

Publicado por elchicoanalogo @ 9:54  | Los lunes de Anay
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios