Lunes, 04 de marzo de 2013

a)
Cruzo un valle nevado, las ramas blancas de los árboles, el atardecer en las cumbres de los montes, las luces en las ventanas de los caseríos. Todo parece detenido, sólo se mueve la sombra del autobús sobre la nieve. Siento que estoy en otro lugar, fuera del espacio y del tiempo.

b)
Se agarra a un árbol. Tiene dos o tres años. Levanta la cabeza, mira hacia las ramas, se pone de puntillas y cierra las manos con fuerza sobre el árbol.


Los lunes de Anay. Trasiegos...

Madrid, habitación 309.
En ti me encuentro.



"La mujer sin lugar, ¿o es el lugar el que anda errante?"
                                                                                  ANA BECCIU


AL FINAL DEL CAMINO

¿Quién recuerda a aquel hombre que una tarde de lluvia
con un mapa inventado y un tesoro en los ojos
salió en busca del Sur y de otra sombra?
Se fue silbando la tonada alegre
del camino y los sueños; izó, sin gran esfuerzo,
la bandera expectante del adiós,
y un arrojo imprevisto hinchó su pecho
mientras sombras comunes le advertían
que al final del camino está uno mismo.

Por fin al sur de todo mapa, roto,
sin tesoro y a solas con su rostro de siempre,
no maldice la tarde remota en que partió.
Ha llegado al final de algún camino.
Ya no enturbian sus sueños ni dragones ni abejas.

                                                                       JAVIER CÁNAVES




...Feliz lunes.

Un beso,

Anay


Tags: Anay Sala Suberviola, Ana Becciu, Javier Cánaves, Migue Ríos

Publicado por elchicoanalogo @ 19:59  | Los lunes de Anay
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios