Lunes, 18 de marzo de 2013

a)
El despertador suena a las 5.48 de la mañana. Lo apago con un gesto rápido, abro los ojos e intento ubicarme en la oscuridad, recordar quién soy y dónde estoy (durante unos segundos soy una hoja en blanco, luego, las imágenes aparecen en oleadas). Salgo de la cama, me acerco a la ventana y busco una pequeña estrella en el cielo.

b)
Se acerca a mi mesa y me traduce la canción que suena en el bar. Su mirada limpia, la sonrisa tranquila, las manos que se mueven con cada una de sus palabras. Me habla del mar (detrás de ella, una fotografía del Cantábrico y los acantilados donde me tumbo a ver pasar las nubes), dice que somos el mismo mar, dice que cuando hay tormenta o calma nos afecta a todos por igual, dice que le gusta esa canción por la imagen de un mar único. Sonríe, se da la vuelta y escribe con tiza en una de las paredes de su bar.

(coda)
Leo el lunes de Anay. Le doy las gracias por ellos, por todas las palabras y voces que me descubre, le envío un fragmento de Rafael Chirbes y una canción de Fabiana Cantilo. Le hablo de los charcos que se secan en la acera, del final del invierno, de cómo hay quien cree que soy yo quien escribe estos lunes escondido en un seudónimo, como si ella fuese un sueño dentro de otro.


Los lunes de Anay. Letanía...


"Dios firme la paz sobre nuestras cabezas"

                                                              CARLOS EDMUNDO DE ORY


RENCOR

Lentamente

el rencor.

Frío y desapacible
como un viaje hacia lo desconocido
en los suburbios de un tren de mercancías.

Lentamente

una jauría de perros callejeros
con babas en la boca
me acorrala.

Y comienzo a ladrar
sin saber lo que digo,
escupiendo hacia dentro.

No me dejes seguir.

No deseo aprender a defenderme
a golpe de mordiscos.

Prefiero que te rías, como siempre,
de mi incapacidad para el desprecio.

                                                 JULIA CONEJO ALONSO




...Feliz lunes.

Un beso,

Anay


Tags: Anay Sala Suberviola, Carlos Edmundo de Ory, Julia Conejo Alonso, Albert Pla

Publicado por elchicoanalogo @ 18:11  | Los lunes de Anay
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios