Lunes, 20 de mayo de 2013

Tenemos un trato. Nos contamos cuentos antes de dormir. Yo le hablo de naves espaciales, brújulas y cazadores de tesoros, él de fantasmas y momias. Me siento a su lado, la luz tenue sobre los libros y mapas en la oscuridad, me dice que está preparado, recuerdo La máquina del tiempo, Tom Sawyer, ¡Están vivos! o El Aleph y los transformo para él en pequeños cuentos. Susurro las palabras, él se acerca para escuchar mejor, me pregunta por los protagonistas, siempre un por qué en la boca, y yo continúo a trompicones, por momentos me siento atrapado en un laberinto. Cuando me quedo en silencio pregunta ¿fin? Le digo que sí y que es su turno. Se sorprende por nuestro trato, entonces le confieso que yo también necesito que me cuenten historias antes de dormir.


Los lunes de Anay. Hálito...

"No son los fantasmas inventados:
la mirada que me dicta un sendero,
una mano sobre el hombro
serenándome"

                                    DARÍO JARAMILLO AGUDELO


TEMBLANDO TODAVÍA

Temblando todavía
Bajo la piel de sombra,
Cada amanecer debo
Recomponer un hombre
Con la mezcla confusa
De mis días pasados
Y lo poco que queda
De mis días futuros.
Heme aquí todo entero,
Voy hacia la ventana.
Rayo del día, surjo
Del fondo de los tiempos,
Respeta dulcemente
Mis minutos oscuros,
Aleja una hora más
Lo que hay en mí de noche,
De estrellado por dentro,
De dispuesto a morir
Bajo este sol naciente
Que crece sin cesar.

                                  JULES SUPERVIELLE



...Feliz lunes.

Un beso,

Anay


Tags: Anay Sala Suberviola, Darío Jaramillo Agudelo, Jules Supervielle, Frédéric Chopin

Publicado por elchicoanalogo @ 18:49  | Los lunes de Anay
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios