Lunes, 16 de septiembre de 2013

En el libro, la sombra de las hojas. Escucho el sonido del viento, mueve las copas de los árboles y agita las hojas en la tierra del parque (por un momento creo escuchar el crepitar de un río). Un hombre se detiene frente a mí, forma una ele con su cuerpo, observa atento el suelo y guarda en su mano las migas de pan que encuentra. Da dos pasos y repite el gesto. Es un hombre pequeño, lleva gorra y bastón colgado del antebrazo, habla solo y mira atento al suelo. Con la mano llena, se sienta en un banco de madera, mezcla las migas con la comida que lleva en una bolsa de plástico y lanza al aire trozos de pan, zanahorias, aceitunas y tomates. Sigue el movimiento de la comida (asciende a cámara lenta) y asiente satisfecho con la forma y los colores de la comida en el suelo. Se levanta despacio, susurra palabras inconexas, ladea la cabeza con movimientos nerviosos, camina a pequeños saltos y sale del parque. 


Los lunes de Anay. Confrontación…

"Es hora de luchar contra nosotros."
                                                     JUAN VICENTE PIQUERAS


LA GUERRA HA TERMINADO

en el día de hoy - noche de viernes
ausente de rubias propicias
como tú para el flagelo-

cautivo y desarmado -solo con cien
duros  en uno de los pocos bares
que te quedan aún por conocerme-

el ejército rojo - de tanto cine
rojo aún de salivas recientes
rojo aún de tanto músculo-

han alcanzado las tropas - invisibles
de tu ausencia sabiéndose dentro
demasiado dentro de mí mismo-

sus últimos objetivos militares - saquear
un cuerpo que no opone resistencia
sometiéndolo a un imperio de ansiedad-

la guerra ha terminado

                                         PABLO GARCÍA CASADO



...Feliz lunes.

Un beso,

Anay


Tags: Anay Sala Suberviola, Juan Vicente Piqueras, Pablo García Casado, Loquillo

Publicado por elchicoanalogo @ 20:46  | Los lunes de Anay
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios