Lunes, 25 de noviembre de 2013

Se acerca a la ventana, se pone de puntillas, da un par de golpes con los nudillos y nos miramos en silencio. Empaña el cristal con su aliento y escribe abre. Su cara de niño curioso me observa y me pregunta por qué me gusta estar solo en los atardeceres.
Abre desaparece letra a letra. Se sienta a mi lado y me cuenta que soñó que estaba soñando, que se despertaba del sueño dentro del sueño y sentía vértigo (las paredes se movían y parecían plegarse sobre su espalda), que quería despertarse porque sabía que aún estaba en un sueño pero que no podía desoñar.
Asiento con un pequeño gesto. Le digo que me gustan las palabras que se inventa y que desoñar me recuerda a una madeja que se convierte en un hilo fino y largo.


Los lunes de Anay. Cláusula de conciencia...

"¿Será cierto, como quiere Rouault, que todo arte es confesión?"
                                                                                            MAX AUB


SECRETO PROFESIONAL

A todo el que te pregunte
responde lo mismo siempre:
"Lo importante es el poema"

Lo demás, no les concierne.

Ampárate en el matiz,
distorsiona lo evidente.
El mal poeta desvela;
el buen poema sugiere.

¡Pues claro que se preguntan
qué hay detrás de lo aparente...!

Que duden.
Que se pregunten.

Jamás reveles tus fuentes.

                                               ANAY SALA





...Feliz lunes.

Un beso,

Anay


Tags: Anay Sala Suberviola, Max Aub, Franz Schubert

Publicado por elchicoanalogo @ 22:17  | Los lunes de Anay
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios