S?bado, 07 de diciembre de 2013

El abrazo es una pequeña historia de David Grossman ilustrada por Michal Rovner que habla de la soledad, de ser únicos en el mundo y, a la vez, estar junto a otros, del abrazo como medio para dejar de estar solos, como refugio y unión.

La historia de Grossman es sencilla, sin sorpresas, la angustia de un niño por sentirse solo en el mundo al no existir otro ser idéntico a él, por buscar en un reflejo la ruptura de esa soledad. El niño se cuestiona el mundo que le rodea, la certeza de saberse único, y siente que algo se tambalea, que esa soledad lo aparta de todo. La madre lo tranquiliza, le dice que todos estamos solos, sí, no existen reflejos de nuestra persona en ninguna otra parte, pero que, a la vez, vivimos junto a otros seres humanos, y es ahí, en la convivencia, en el cruce con quienes nos rodean, donde dejamos de estar solos, y el abrazo como unión de soledades.

Lo que me gusta de este pequeño libro editado por Sexto piso es el trabajo de Michal Rovner, sus ilustraciones a carboncillo, líneas y sombras difusas que opacan las palabras de Grossman, pasar las páginas del libro y las imágenes de Rovner como guía de El abrazo.
David Grossman y Michal Rovner
El abrazo (Traducción de Raquel García Lozano. Sexto piso)



Tags: David Grossman, Michal Rovner, El abrazo, Sexto piso, Raquel García Lozano

Publicado por elchicoanalogo @ 6:48  | Libros...
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios