Lunes, 27 de enero de 2014

a)
Estoy sentado en la cama del hospital, mi padre en un sillón lee una revista del corazón, mi hermana pequeña escribe notas en un pentagrama. Levanto la vista de La guerra de los mundos, el gesto concentrado de mi padre, las manos pausadas de mi hermana, los símbolos sobre la hoja rayada que me son extraños. A través de la ventana, los árboles combados (combatidos) por el viento. No me llega el ruido, sólo el movimiento rápido de las ramas. Siento que hay dos tiempos y que la ventana es la frontera entre ellos.

b)
Paseamos por el hospital, nos detenemos en las ventanas, hablamos del tiempo, de las herramientas de su taller (siempre le pido que me repita los nombres, no consigo recordarlos), de las pruebas que quedan por hacer, del café con leche del desayuno que siente como el mayor de los placeres. Observamos los cuadros abstractos del pasillo, nos detenemos ante uno, un cuadrado blanco rodeado de pinceladas rojizas y negras. Se sorprende porque no ve una forma conocida, sólo colores y líneas mezclados sin aparente orden. Le digo que el cuadro parece una ventana, o una azotea vista desde el aire, o el umbral de algo. Me mira, sonríe con sorna y seguimos paseando.


Los lunes de Anay. Pupitres...

"Sabíamos de sobra"
                                       BLAS DE OTERO


MIS ALUMNOS SE RÍEN

Mis alumnos se ríen cuando afirmo muy serio
que en el árbol las ninfas, en el mar las sirenas
y que el hombre no sabe. "Si pegáis el oído
a la azul caracola y a los olmos del parque,
a las hojas manchadas de carbón y de polvo,
a las playas que el hombre profanó con cemento,
os dirán lo que han sido, como en sueños sin tregua
que de niños tuvimos y de grandes perdimos".
Mis alumnos se ríen, pero alguno que otro
buscará caracolas, trepará por los álamos
y verá que son ciertas mis hermosas mentiras.
¿Qué no daría yo por saber qué les dicen
las sirenas y ninfas que bien sé que no existen?
Mis alumnos se ríen, menos uno, que calla.

                                                                           JESÚS COTTA




...Feliz lunes.

Un beso,

Anay


Tags: Anay Sala Suberviola, Blas de Otero, Jesús Cotta, Antonio Vega

Publicado por elchicoanalogo @ 12:53  | Los lunes de Anay
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios