Lunes, 19 de mayo de 2014

¿Se está riendo de mí o es que se llama así de verdad?
-¿Eres tú el que viniste con nosotros el viernes pasado?
Sonríe pero no dice nada. Claro, no sabe árabe o finge no comprenderlo, y yo ignoro por completo su lengua, así que de nada sirve hacer preguntas. Aquí todos los chicos se parecen, con sus caras trigueñas, sus rasgos finos y esos gorros que sólo dejan a la vista un mechón de pelo, cada uno dispuesto de una manera particular, distintiva de la familia a la que pertenecen. Puede que los gorros también sean de diferentes colores. En todo caso, les protege la cabeza del sol. Nada les protege los pies, andan descalzos sobre la arena ardiente. ¡Qué miseria! Me pregunto si no le podría valer alguno de mis zapatos viejos. No, demasiado grandes. ¿Unas sandalias, tal vez?
-Escucha, muchacho, ¿quieres...?
Se lo digo señalándome a los zapatos mientras apunto con el dedo hacia sus pies, añadiendo a continuación un gesto que quiere representar el acto de calzarse. Pero él sigue sonriendo sin decir nada, mientras mueve la cabeza de izquierda a derecha. ¿Por qué los rechaza? Él sabrá.
Por fin me llega la voz de Catherine desde lo alto de la escalinata.
-Un buen día alguien se va a romper el cuello bajando estas escaleras -dice gritando.
-En esta casa sólo pisamos tú y to. ¿Qué «alguien» quieres entonces que se rompa el cuello? -respondo, también a voz en grito.
Nunca deja de admirarme su costumbre de utilizar continuamente pronombres indefinidos, como si aquí no supiéramos bien quién es cada uno. Debe de ser otra de las funestas herencias de los británicos, tan amantes de este tipo de construcciones en las que el sujeto queda suspendido en el aire.
Catherine desciende en zigzag para evitar las partes de los escalones que ha acabado quebrándose bajo el peso de los pies. Tengo entendido que el adobe amarillo que utilizan aquí para hacer las casas está amasado con sal.
Bahaa Taher
El oasis (traducción de Ignacio Gutierrez de Terán. Turner)


Tags: Bahaa Taher, El Oasis, Ignacio Gutierrez, Turner

Comentarios