Jueves, 11 de septiembre de 2014

Unas tijeras, periódicos y palabras recortadas, una mirada atenta, el caos en el orden y poemas que son rompecabezas, quedarse sin palabras y encontrarlas en titulares y noticias de prensa, leer los poemas de Cahier y sentir que en ese caos y en esos recortes reconozco la voz de Isabel Bono, que hay unas palabras e imágenes que la definen y la diferencian del resto.

Cahier tiene (una suave) tristeza, es divertido, es inteligente, es libre, habla de insomnios, deseos y miedos, de amor, poetas locos y muerte, de carteros, pasión y heridas. Cahier también es el hueco entre las palabras, lo que querían decir en un inicio en algún titular de periódico y su transformación en algo nuevo, palabras que podrían hablar de accidentes, exposiciones o juicios y que terminan formando un poema sobre naufragios personales, poetas inéditos o un amor escrito con h.

Me divierte leer Cahier y, también, me deja un poso de melancolía, poemas que invitan a mirar de otra manera, un cuaderno para transformar la realidad.







El paraíso perdido

Una vez
empecé a escuchar
la voz de Dios

¿Qué tengo que hacer?
Utiliza cartas marcadas
¿Cómo?
Juega sucio

Ahora
dice que era broma



Correspondencia

no importa que sea
verano o invierno
él
siempre vuelve
con
tan hermosas
palabras
secretos
mensajes
de largo recorrido

amo
al cartero



Los restos del
naufragio

cada
boca
un
laberinto
sin
respuestas

cada
hombre
una
naturaleza
muerta
Isabel Bono
Cahier (Baile del sol)


Tags: Cahier, Isabel Bono, Baile del sol

Publicado por elchicoanalogo @ 6:31  | Libros...
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios