Mi?rcoles, 24 de septiembre de 2014

Desde entonces, la humanidad ha dejado tras de sí las supersticiones de los alquimistas, los telares manuales, los barcos de vela y los coches de correos tirados por caballos, los mosquetes y las alabardas, para entrar en el siglo de los generadores, los motores eléctricos y las turbinas, el siglo de los reactores atómicos y las reacciones termonucleares. Mientras tanto, Galileo ha escrito su Diálogo, sentando las bases del conocimiento sobre el universo, Newton ha publicado sus Principia y Einstein, Sobre la electrodinámica de cuerpos en movimiento. Mientras tanto, Rembrandt, Goethe, Beethoven, Dostoyevski y Tolstói han contribuido a enriquecer el alma humana y a embellecer la vida.

Vi a una joven madre que sostenía en brazos a su bebé. ¿Cómo lograr transmitir el encanto de un manzano esbelto y delicado que acaba de dar su primer fruto grávido, de faz lechosa? ¿Y de un ave de corta edad que ha tenido su primera camada de polluelos? ¿El encanto de una corza bisoña que ha sido madre primeriza? ¿La maternidad y la delicadeza de una mujer joven, casi niña?
Vasili Grossman
Eterno reposo y otras narraciones (traducción de Andréi Kozinets. Galaxia Gutenberg)


Tags: Vasili Grossman, Eterno reposo, Andréi Kozinets, Galaxia Gutenberg

Comentarios