Lunes, 05 de enero de 2015

Leo en un parque junto a la ría. Es una tarde fría de enero, el cielo azul y profundo, el ruido de la ciudad, las sombras alargadas de los edificios, las calles oscuras y estrechas. Un hombre de pie dice Mussolini, Hitler, Franco y todos los demás a tres ancianos sentados hacia el sol, una mujer empuja una silla de ruedas y se detiene a mi lado, la mujer habla de la navidad en su país a una anciana maquillada y de gesto estático, la mitad de la cara iluminada por el sol, las manos cruzadas sobre el regazo, las pieles en los hombros, una pareja se hace fotos con el móvil. Hay un momento donde la luz del sol se cuela entre los árboles y me deslumbra. Levanto la vista del libro, la luz baja del invierno en las casas de la otra ribera, los pequeños brillos en las ventanas, la línea del atardecer que separa la oscuridad de la luz como en el rostro de la anciana en sillas de ruedas. Vuelvo al libro sintiendo que no es un momento significativo. Quiero decir, no es un momento de revelación, de algo profundo que sale a la superficie o de una imagen que me lleva a un recuerdo olvidado, del inicio de un cambio o una conexión con algo oculto. Es sólo una tarde de lectura en un parque. Y está bien.



«Pregunta: ¿qué hacer para no perder el tiempo? Respuesta: sentirlo en toda su lentitud. Medios: pasarse los días en la antesala de un dentista en una silla inconfortable; vivir el domingo en el balcón, por la tarde; oír conferencias en una lengua que no se conoce, escoger los itinerarios del tren más largos y menos cómodos y viajar de pie, naturalmente; hacer la cola en las taquillas de los espectáculos, sin perder su puesto, etc., etc…».
           Albert Camus en La peste (traducción de Rosa Chacel. Edhasa)


Desafío

Cierra los ojos:
Mira el mar.
Y ahora olvídalo,
si puedes.
               Anay Sala en Ý (turno de réplica)



Tags: Albert Camus, La peste, Anay Sala Suberviola, Ý (turno de réplica), Rush

Publicado por elchicoanalogo @ 16:02  | Great White Way
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios